Artículos

Diputados Johannes Kaiser y María Luisa Cordero piden explicaciones al municipio por polémica compra de una Clínica para Santiago

Según los parlamentarios, el lugar en cuestión se habría adquirido con un sobreprecio que supera cuatro veces el valor original del inmueble.

Los diputados María Luisa Cordero (Bancada RN) y Johannes Kaiser (Partido Republicano) presentaron dos oficios de fiscalización, para que primero la Municipalidad de Santiago pueda aclarar la polémica compra de una clínica que fue adquirida a la Sociedad San Valentín por 8 mil millones de pesos. Asimismo, se le solicitó a la Contraloría que se disponga de un procedimiento sancionatorio en contra de la alcaldesa Irací Hassler.

Al respecto, el diputado Kaiser señaló: “Junto con la Doctora Cordero hemos oficiado tanto a la Contraloría como a la Municipalidad de Santiago, para que se aclare la situación en torno a la compra de una clínica que fue adquirida a la Sociedad San Valentín por 8 mil millones de pesos, siendo que ese inmueble había sido comprado originalmente por 2.200 millones de pesos por la Sociedad que ahora hizo el negocio con el municipio, multiplicando por cuatro el valor de la propiedad en menos de un año”.

Para el parlamentario del Distrito 10, esta compra por parte del municipio de Santiago es probablemente el mejor negocio que jamás se haya visto en materia inmobiliaria. “Sabemos que la Contraloría ya ha oficiado, pero queremos dejar absolutamente claro que este Congreso no va a descansar, ni va a permitir que se produzca algún tipo de irregularidad con el uso de recursos públicos de la Municipalidad de Santiago, municipalidad que por lo demás en este momento está en una situación de desmedro”.

Por su parte, la Diputada de la Bancada de Renovación Nacional, Dra. María Luisa Cordero, explicó que “como médico le preocupa que una alcaldesa que ha tenido una gestión mediocre, por no decir prácticamente abandono de deberes en su gestión como alcaldesa de Santiago, pueda emprender la tremenda responsabilidad de poner en marcha una clínica”.

La parlamentaria del Distrito 10 añadió que si bien el acto de tener una clínica para Santiago es óptimo, primero el municipio debe velar por el buen funcionamiento de sus consultorios y centros de atención familiar. “Les pregunto a ustedes,  ¿Los consultorios y Cesfam de los barrios de la comuna funcionan normalmente?. No, no funcionan, o sea, una alcaldesa que no es capaz de echar a andar un consultorio de un barrio de Santiago, ¿será capaz de echar a andar una clínica?, ¿quiénes van a atender en la clínica?, ¿qué especialidades se van a generar?, ¿quién va a hacer el control de calidad de la gestión médica?. Eso es lo que me preocupa a mí, y también me parece una vergüenza el costo que se pagó por esa clínica”, puntualizó.

Ambos parlamentarios indicaron que en su rol fiscalizador no van a permitir el mal uso de recursos públicos para satisfacer algo que a todas luces parece ser el mejor negocio inmobiliario del siglo. Por esta razón además solicitaron a la Contraloría General de la República que se disponga la instrucción de un procedimiento administrativo de carácter sancionatorio, debido a una infracción al deber de probidad de la Alcaldesa Irací Hassler (PC).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami